Publicado el Deja un comentario

EJERCICIOS de Abdominales y sus Beneficios

Lo primero en lo que pensamos habitualmente a la hora de hacer ejercicios de abdominales y en sus beneficios es en el llamado “six pack”, pero la verdad es que hay muchos más músculos implicados cuando ejercitamos el abdomen. A todo este conjunto se le llama core.

El Core

El core es una parte muy importante de la musculatura del cuerpo humano ya que nos proporciona estabilidad, movilidad y nos ayuda a mantener nuestros órganos en su sitio.

Además, tener un core bien ejercitado previene multitud de dolencias futuras tales como lumbalgia, ciática, problemas de próstata o incluso dolores cervicales.

Esto se debe a que el conjunto de todos estos músculos es muy amplio y abarca diferentes partes del cuerpo que intervienen en funciones distintas.

Los músculos que forman el core son: el diafragma, el transverso abdominal, los músculos de la cadera, los oblicuos, el suelo pélvico y la parte baja de la espalda.

Beneficios

En cuanto a los beneficios de hacer abdominales no sólo ayudan a tener una gran parte del core ejercitado, sino que ayudan a regular las digestiones intestinales, a liberar endorfinas, mantener una postura corporal correcta y a quemar algo de grasa.

Otro de los beneficios que la gente suele pensar es el tener un vientre plano simplemente haciendo abdominales.

Pues bien, eso no es del todo cierto, lo recomendable es hacer también algo de ejercicio aeróbico ya sea andar, correr, o caminar para poder ver los resultados de nuestro esfuerzo y nuestra constancia.

También uno de los beneficios más importantes que nos ayudarán a conseguir nuestros objetivos es la satisfacción y la relajación que se experimenta cuando terminas tus ejercicios de abdominales.

Y esto es lo que nos va a animar a llegar cada día y paso a paso a mejorar nuestra salud, nuestra condición física y sobre todo a tener una mejor calidad de vida.

Tipos de ejercicios

Existen multitud de ejercicios de abdominales y niveles de dificultad que requieren sobre todo al principio aprender una buena técnica y concentración en la parte abdominal que queremos trabajar.

A continuación, veremos los más básicos y sencillos de hacer a la par que efectivos.

Para la parte superior

Este ejercicio es posiblemente el más conocido por todos y seguramente el que aparece en más rutinas de abdominales. Se trata de tumbarse boca arriba, levantar las piernas formando un ángulo recto con las rodillas, colocar las manos detrás de la cabeza (sin empujarla) y contraer la parte superior del abdomen, elevando así el tren superior hasta que notemos que nuestros abdominales están trabajando. Luego volver a relajarlos (sin tocar el suelo totalmente con la espalda) y repetir el mismo proceso.

Para la parte central

En este ejercicio repetiremos la postura inicial anterior cambiando el movimiento. Éste consiste en estirar la pierna izquierda (sin tocar el suelo), contraer la pierna derecha y a la vez intentar que nuestro codo izquierdo toque o se acerque a nuestra rodilla derecha, provocando un giro en el torso y haciendo trabajar la parte central del abdomen. Después retomamos la posición inicial y lo repetimos a la inversa.

Para la parte inferior

Para hacer trabajar la parte inferior del abdomen debemos de involucrar un poco a las piernas. La posición inicial es boca arriba con los brazos estirados paralelos al cuerpo. Luego levantamos la pierna izquierda flexionando un poco la rodilla hasta que el cuádriceps frene el recorrido, después la bajamos (sin tocar el suelo) a la vez que levantamos la pierna derecha. Por último, repetimos el ciclo alternando las piernas hasta que notemos que la parte inferior del abdomen trabaje. También sirve levantarlas a la vez.

Constancia y resultados

Siendo constantes veremos los resultados y dedicando tan sólo 15 minutos al día para hacer, por ejemplo, 3 series de entre 20-30 repeticiones de los tres ejercicios descritos arriba, conseguiremos muchos de los beneficios de una vida sana y estaremos más contentos y relajados en nuestro día a día.

Animaos a hacer vuestra propia rutina combinando ejercicios y series, y recordad: ¡El deporte que hagas hoy es el médico que te ahorrarás en el futuro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.